viernes, 1 de mayo de 2009

Cadáveres de una noche agitada

Paula y la madama

sesión I

un poema puede ser muchas cosas
estoy borracha de ausencias
puede ser el zumbido de la sed
la heladera es un espejo interminable
espejo reflejante de caras sin rostros
de frases infantiles
de canciones del ayer
de la inocencia perdida
o eterna
y la sed
la sed
la sed

las ansias
las ansias con ese

a veces pienso que no me encuentro
ni a mí

¿qué estamos buscando?
calmar la sed
y el ansia
romper el espejo


sesión II

abren las puertas y se van
los ojos mutan ciudad al costado de la vía
la estación se fue a reír
la mirada cierra la puerta y vuelve
espero que sí
triste esperar de lo extraño
angustia extraña la del viaje
la del sí
la de la estación envuelta en risa
de artificio
la de la puerta cerrada
y la ciudad al tren

2 comentarios:

Trimalciónida dijo...

che, que bueno les salió! me encantó!

Cíclopa dijo...

viajar
con la estación,
con el trén
y la ciudad
adentro
de uno
y de sus puertas
que se sierran
ante cada fragmento de la vida.


(saludos)